Recuerde siempre:


Lo que no se Conoce, no se Respeta y lo que no se Respeta, no se Ama.
No hemos echado en el olvido las palabras del administrador de la Reina de Cusa en la conversación que mantuvo con el diácono Felipe y que se perpetuaron en el Libro de los Hechos de los Apóstoles: "Señor, ¿Cómo puedo entender si no tengo a nadie que me lo explique?."

Programas Anteriores

Ayúdanos a seguir sembrando semillas de esperanza.

Friday, January 15, 2010

Segundo Domingo de Adviento Enero 17-2010

Segundo Domingo de Tiempo Ordinario: Las bodas de Cana. El primer milagro de Jesús.
Enero 17, 2010

Post a Comment